Entrevista con la mamá del Beato Carlo

Facebooktwittermail
Contribuido
Sra. Antonia Salzado sostiene a su hijo, Beato Carlo Acutis.

Recientemente, Miguel Moreno, director de la oficina del Ministerio Multicultural pudo conversar con la Sra. Antonia Salzado, mamá del Beato Carlo, quien se encuentra a la espera de saber cuándo su hijo será canonizado.  Esta es parte de la entrevista.

Miguel: ¡Muy buenos días, muy buenas tardes, doña Antonia! Muchas gracias por haber aceptado la invitación del Ministerio Multicultural de la diócesis de Davenport en Iowa.  Con su participación, la comunidad católica hispana de nuestra diócesis, empieza un Año de Avivamiento Eucarístico, es decir, un despertar en nuestra comunidad el amor a la presencia sacramental de nuestro Señor Jesucristo.

Por eso, estamos muy gradecidos con su presencia, sobretodo, porque el Beato Carlo Acutis, su hijo, nos motiva a todos, a doblar nuestras rodillas delante del Santísimo Sacramento.

Quisiéramos empezar esta presentación, pidiéndole, por favor, que nos cuente de usted, su familia, sus actividades, especialmente de aquellos primero años; algún recuerdo, anécdota, que tenga de nuestro Beato Carlo durante su infancia y adolescencia.

epay

Doña Antonia: Carlo era un chico muy inquieto, siempre adelantado a su tiempo… en su fe era muy precoz. Desde los tres años quería ir a las iglesias para saludar a Jesús y a menudo traía pequeños ramos de flores para la Virgen María mientras caminábamos por el parque. Ya desde pequeño tenía un sentido religioso muy fuerte… Llevaba una vida normal como todos los chicos: la escuela, los amigos, el deporte, pero siempre con una atención especial hacia Dios. Lo que más me llamaba la atención era su amor por los demás, su altruismo, su generosidad. Siempre sonriente, muy obediente, eso era muy importante para él. Siempre atento a los demás. Esta era una característica particular, ya que normalmente los niños pequeños suelen ser muy centrados en sí mismos, pero Carlo siempre estaba abierto a los demás. Esto ciertamente fue algo que marcó su vida.

Pero lo que más destacaba de él era su fe. Empezó a rezar el Rosario todos los días a los cinco años y recibió su Primera Comunión a los siete. En esa ocasión escribió: “Estar siempre unido a Jesús, ese es mi programa de vida”. Desde entonces, Carlo comenzó a asistir a Misa diariamente y a hacer adoración eucarística, ya sea antes o después de la Misa. Tenía una vida normal como cualquier otro, pero cuando abrió su corazón a Dios, se convirtió en algo extraordinario. Porque realmente vivía esa relación especial con Dios. Todo lo que hacía, lo hacía por Jesús y con Jesús. Esta normalidad era extraordinaria, porque al abrir la puerta de nuestro corazón a Dios, todo se vuelve extraordinario, porque es Dios quien obra en nosotros. Ese es el secreto.

Miguel: Justo iba a preguntarle si hubo algún evento especial en la vida de nuestro Beato Carlo que marcara ese cambio. Usted menciona que fue su Primera Comunión, que le dio un nuevo rumbo a su vida.

Doña Antonia: Sí, definitivamente. Carlo solía decir que la Eucaristía es la autopista hacia el cielo. Explicaba que Jesús nos prometió “Yo estaré con ustedes hasta el fin del mundo”. Espiritualmente, Dios está en todas partes, pero se oculta en el Santísimo Sacramento. Y su presencia real está en el Santísimo Sacramento. Carlo decía que somos más afortunados que aquellos que vivieron hace más de 2000 años y que podían ver y hablar con Jesús, pero no siempre tenían acceso a él debido a las multitudes que lo rodeaban. Nosotros, en cambio, podemos acercarnos a Jesús con solo salir de nuestra casa y dirigirnos a la iglesia más cercana. Para Carlo, cada tabernáculo era una Jerusalén. Recuerdo que una vez le preguntaron si quería ir de peregrinación a Jerusalén y él respondió que no era necesario, ya que cada tabernáculo era la casa de Jesús. Esta fue su forma de vivir y sentir la presencia de Dios en su vida diaria.

Miguel: Hablando de la influencia de Carlo en el uso de la tecnología para la evangelización, ¿cómo surgió esta iniciativa y qué impacto tuvo en su vida y en la de otros?

Doña Antonia: La vida de Carlo era, como dije, muy normal: Misa diaria, lectura de la Sagrada Escritura, adoración eucarística, rezar el Rosario, todo eso. Pero él también era consciente de que muchas personas estaban en la oscuridad respecto a la importancia de la Misa. Comenzó a enseñar catecismo a los 11 años y notaba que había largas filas de gente frente a conciertos y partidos de fútbol, pero no frente al Sagrario. Esto motivó a Carlo a utilizar los medios de comunicación, especialmente Internet, para mostrar la importancia de la Eucaristía. Organizó muchas exhibiciones, siendo la más destacada la de los milagros eucarísticos, recopilando historias reconocidas por la Iglesia a lo largo de los años. Uno de los milagros más recientes y notables fue el de Legnica en Polonia en 2013, donde una hostia consagrada se transformó en tejido humano, similar a la Sábana Santa. Esto demostraba, según Carlo, la presencia real de Jesús en la Eucaristía y su deseo de mostrar a las personas esta realidad.

Miguel: Doña Antonia, hay un joven en nuestra diócesis, Francisco, que quisiera  hacerle una pregunta.

Francisco (Miembro de la parroquia de Sta. María de Ottumwa): ¡Buenos días, Buenas tardes, doña Antonia! He leído sobre la vida del Beato Carlo Acutis y conozco un poco las acciones que lo llevaron a su beatificación y me gustaría conocer un poquito más sobre la vida ordinaria de nuestro Beato Carlo.  Quisiera saber si le gustaba ir a la escuela, si pasaba mucho tiempo jugando, si tenía que llamarle la atención por pasar mucho tiempo con los juegos electrónicos.

Doña Antonia: Carlo amaba todo… jugaba, hacia deporte; pero todo con moderación. Hacía muchas cosas con los medios de comunicación, pero le gustaban también los videojuegos, pero Carlo sabía que todo con moderación. Yo había leído que en Estados Unidos hay muchos que están enfermos, muchos que están recuperándose en hospital; por el exceso de jugar con estos videojuegos. Todo esto puede devenir en una adicción. Y Carlo decía siempre que tenemos que ser libres. Entonces, cuando le regalaron la PlayStation, cuando tenía los 7 años o los 8 años decidió, que máximo una hora jugaría por semana. Esto con la virtud de la templanza; porque comprendía que si no, devenía en un problema.  Podría haber sido alguna cosa, que después él podría haber perdido su control. Como viene sucediendo con muchos jóvenes que están horas y horas frente a los juegos de videos. Ahorita, está tiktok, están los smartphones, es la misma cosa.

Es muy peligroso. Tenemos siempre que reservar un espacio por nuestra intimidad con  Dios, por nuestra libertad; para poder hacer otras cosas más importantes. ¿Cómo podríamos vivir desde ahora nuestra presencia con Dios?  Sobre todo, tenemos que tener presente que somos peregrinos del absoluto. Tenemos que vivir, como dice Carlo, cada día como si fuera el último día de nuestra vida. No que estemos aquí por siempre. Sabemos que la meta es el cielo. No sabemos cuándo Dios nos va a llamar. Entonces, estar siempre listos.  Tenemos cada día que maximizar el tiempo. Cada minuto que pasa.  Dice Carlos es un minuto menos que tenemos para santificarnos. Debemos recordar que somos peregrinos hacia lo absoluto y debemos vivir cada día como si fuera el último de nuestra vida. La conexión con Internet, aunque útil, no debe ser una distracción de nuestra intimidad con Dios ni del tiempo que debemos dedicar a cosas más importantes. El Papa Francisco llamó a Carlo “Influencer de Dios” debido a sus esfuerzos en la evangelización a través de Internet. Carlo creía firmemente que cada uno de nosotros tiene una misión especial en la vida y que debemos cumplirla. Es importante comenzar desde temprano con nuestros hijos, como decía San Juan Bosco, para que crezcan rectos y fuertes en la fe.

Miguel: Muchas gracias, Doña Antonia. Ahora, ¿qué consejo daría a los padres que buscan criar hijos santos y felices en un mundo secularizado?

Doña Antonia: El ejemplo de los padres es fundamental. Si no somos testigos verdaderos de nuestra fe, ¿cómo podemos esperar que nuestros hijos la practiquen? La fe se construye día a día y debemos comenzar despacio, rezando juntos, asistiendo a la Misa y participando en actividades religiosas en familia. Es importante exponer a nuestros hijos a historias de santos y a la Virgen María desde pequeños, tal como lo hacía Carlo desde su infancia. Como dijo San Juan Bosco, es más fácil enderezar un árbol joven que uno que ya está torcido. Comencemos temprano y con constancia.

Miguel: El 23 de mayo, el Papa Francisco anunció la canonización de nuestro Beato Carlo. ¿Cómo recibió esta noticia y cómo se está preparando para este evento?

Doña Antonia: Estoy muy emocionada por la noticia de la canonización de Carlo, que será muy pronto, según se espera. Esta noticia trae alegría a los devotos de Carlo en todo el mundo, permitiéndonos honrarlo de manera más amplia y realizar obras en su nombre. Carlo es un símbolo de esperanza para personas de todas las edades, mostrándonos que es posible vivir santamente incluso en este mundo lleno de desafíos. Él enfrentó y superó las tentaciones modernas como la pornografía, el alcohol y las distracciones mediáticas contrarias al Evangelio. Carlo nos enseña que la santidad es actual y alcanzable para todos, no solo para figuras del pasado.

Miguel: Debido a la pandemia, muchas personas se han acostumbrado a participar en las celebraciones eucarísticas a través de plataformas como Zoom, Facebook y YouTube, y no han regresado a las iglesias como deberían. ¿Podría invitar a nuestra comunidad a regresar a las celebraciones, especialmente os domingos?

Doña Antonia: Es muy importante recordar que aunque podemos participar espiritualmente a través de estas plataformas, nada reemplaza la experiencia de recibir la Eucaristía físicamente. Como dijo San Ignacio de Antioquía, la Eucaristía es el medicamento de la inmortalidad. Cuando recibimos la Eucaristía, recibimos a Jesús en su cuerpo, sangre, alma y divinidad. Es un regalo sobrenatural que debemos apreciar y vivir con devoción. Participar en la Misa no es solo un acto simbólico, sino una unión real con Dios que transforma nuestras vidas. Por lo tanto, los invito a todos a regresar a las celebraciones eucarísticas, especialmente los domingos, para fortalecer nuestra fe y nuestra comunidad.

Miguel: Muchas gracias, Doña Antonia, por compartir sus pensamientos y experiencias con nosotros. Sus palabras serán una inspiración para todos nosotros.

Doña Antonia: ¡Gracias a ustedes! ¡Todo santo! ¡Me encomiendo a sus oraciones! ¡Hasta pronto… en el Paraíso… ¡Nos esperamos!

Beato Carlo: Primer Santo Milenial y Patronode la Internet

Nació en Londres, Inglaterra el 3 de mayo de 1991 y falleció en Monza, Italia el 12 de octubre de 2006. Puso la tecnológica al servicio de la Evangelización. Creo una página web donde recopiló todos los Milagros Eucarísticos y Apariciones Marianas aprobadas por la Iglesia. Este material fue impreso y se exhibe en algunas parroquias de nuestra diócesis gracias a la adquisición del Club Padre Serra. Ahora se encuentran en la parroquia de San José en West Liberty.

El 1 de julio, Papa Francisco anunciará el día que Carlo será canonizado, después que en el mes de mayo el Papa haya aprobado un segundo milagro por
intercesión de Carlo.

Reliquias del Beato Carlo estarán en nuestra diócesis y pronto llegarán a su parroquia.

El jueves 23 de mayo, el Papa Francisco anunció la canonización del nuestro Beato Carlo, tras la aprobación de un segundo milagro atribuido a su
intercesión.

Durante unos días, tendremos las reliquias del Beato Carlo en nuestra diócesis.


Support The Catholic Messenger’s mission to inform, educate and inspire the faithful of the Diocese of Davenport – and beyond! Subscribe to the print and/or e-edition, or make a one-time donation, today!

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittermail
Posted on

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *